Prevención de pérdidas: consejos de la APAS para los supermercados en 2021

Descubra los principales responsables de pérdidas en los supermercados en 2019 y qué medidas ayudan a evitar roturas de stock en su tienda 

Una investigación realizada por la ABRAPPE (Asociación Brasileña de Prevención de Pérdidas) sobre el tema en el comercio minorista brasileño en 2019 muestra que el problema compromete el 1,82% de la facturación bruta de los supermercados brasileños. Entre las causas de pérdidas en los supermercados, según el estudio, la principal es el quiebre de stock, que representa un 33% de las pérdidas supermercadistas. 

Luego aparecen hurto externo (20%), errores de inventario (13%), hurto interno (11%), y errores administrativos (9%). Para ayudar a los supermercadistas a tener un año con menores índices de pérdidas, la APAS reúne algunos consejos importantes para prevenir pérdidas en el supermercado en 2021. 

Consumo interno 

Uno de los villanos de la operación supermercadista en términos de pérdidas es el consumo interno de los sectores de la tienda, como cocina, comedor y panadería. Esté atento al proceso de registro de cada artículo retirado de los sectores hortofrutícola, fríos y lácteos, para que sean contabilizados en la medición de los costos operativos. 

Proveedores cualificados 

Pensando exclusivamente en el sector hortofrutícola, la calidad de los productos es fundamental para que sean vendidos y no rechazados por los consumidores. Por lo tanto, el consejo aquí es monitorear de cerca los procedimientos utilizados por los proveedores, desde el almacenamiento, manipulación y transporte de artículos como frutas, verduras y hortalizas. 

Gestión del stock 

Mercadería perdida por falta de organización es un problema que se puede corregir fácilmente con una gestión eficaz de los productos, con ayuda de la tecnología. De esta forma, los gestores consiguen organizar el proceso de recepción, registro, posicionamiento y reposición de artículos en las góndolas, mejorando la logística y reduciendo las pérdidas en el stock de las tiendas. 

Inventarios continuos 

Mantener procesos de inventario de forma continua se refleja en la identificación de pérdidas más rápidamente. Con plazos cortos entre ellos y mayor frecuencia, la operación es capaz de detectar inconsistencias con mayor claridad, permitiendo acciones más efectivas. Además de prevenir pérdidas, los inventarios también muestran las principales causas de cada una de ellas. 

Programas de capacitación 

La primera medida eficaz para prevenir pérdidas en las tiendas es contar con el compromiso de los empleados, a partir de programas de capacitación. Crear un proyecto de concientización e incentivo ayuda al desarrollo de una cultura empresarial y a que cada empleado entienda su importancia. 

Seguridad 

Para los supermercados, el sistema de vigilancia, basado en cámaras, es fundamental para inhibir hurtos internos y externos. Además, vale la pena invertir en equipos de prevención de pérdidas, que circulan por los pasillos mapeando posibles fraudes dentro del supermercado.