Tendencias del comercio minoristas en 2020: cómo diferenciarse ante el consumidor

Investigación de Hibou muestra las principales expectativas del consumidor y en qué deben centrarse las empresas minoristas

La llegada de 2020 trae expectativas para todos los sectores de la economía y los supermercados ya están planeando nuevas acciones para los próximos 12 meses. ¿Cuáles son las principales transformaciones del comercio minorista para 2020? y ¿qué pueden esperar los consumidores en las tiendas? Para responder a estas preguntas, Hibou – empresa de investigación de mercado y monitoreo- realizó un estudio sobre las principales tendencias del segmento minorista en Brasil para 2020.

La primera está relacionada con el embalaje interactivo, que se convierte en un punto de experiencia entre la marca y el consumidor. No basta apenas informar, sino que también debe asumir la función de divulgación en forma de canal de contacto y comunicación. La principal referencia es el uso de QRCode para llevar al consumidor a las redes sociales de la marca o a un tour virtual.

El rastreo del origen de la mercadería es cada vez más importante para el consumidor, y esto requiere transparencia sobre el origen y plazos de los productos en las tiendas, especialmente en el comercio minorista alimenticio. Otra tendencia para el comercio minorista en Brasil es el Social Commerce, una nueva versión para las plataformas de venta online, pero hecha en aplicativos como Whatsaspp, incorporando la cartera de productos, así como ventas a través de Instagram.

El Digitally Native Vertical Brand es otra tendencia para el próximo año que incluye marcas que nacen en el medio digital y elimina intermediarios. Su foco es ofrecer una experiencia libre de “ruidos”. Lo mismo vale para el autoservicio, otra tendencia según la investigación de Hibou, basada en tecnología para acelerar las compras, además de predecir errores y posibles riesgos para la operación.

Finalmente, están también los medios de pago -cada vez más prácticos- que se consolidan con el avance y el menor costo de la tecnología. La diferenciación de las marcas en este sentido se realizará a través de la integración, facilidad de uso y “amigabilidad” con el consumidor.