Más del 60% de las personas con deficiencia física realizan compras en supermercados

Investigación de la Sociedad Brasileña de Comercio Minorista y Consumo (SBVC, en su sigla en portugués) muestra que el 37% de estos consumidores compran por internet

De los brasileños con deficiencia física, el 37% son consumidores que compran online todos los meses y el 23% cada dos semanas. Estos datos fueron recolectados por la Sociedad Brasileña de Comercio Minorista y Consumo (SBVC, en su sigla en portugués), en una investigación realizada en asociación con Toluna, sobre los hábitos de compra de esta población.

El estudio considera los factores que fomentan el consumo de este público, lo que más valoran en las compras, las barreras que existen y el comercio minorista digital en su vida cotidiana. En este escenario, los smartphones representan el 46% de los dispositivos utilizados para compras online, junto con las computadoras (50%).

El 61% de los encuestados realiza semanalmente la compra de artículos básicos en los supermercados. “La conveniencia es un aspecto muy relevante en la decisión de compra del público”, dijo Eduardo Terra, presidente de la Sociedad Brasileña de Comercio Minorista y Consumo (SBVC, en su sigla en portugués). La investigación también muestra que el 72% de los consumidores con deficiencia física en Brasil piensa que la experiencia de compra en los supermercados es bastante positiva.

Aspectos que dificultan las compras

Por otro lado, este público todavía encuentra dificultad de acceso, con pasillos estrechos, escaleras y escalones, góndolas y cajas muy altas. Según el estudio, estos son aspectos que perjudican la experiencia de compra, ya que dificultan el desplazamiento dentro el punto de venta. La investigación fue realizada con 892 consumidores en todo el país, con el objetivo de mostrar el interés de los consumidores con discapacidad con relación a las tiendas físicas y online.

De los encuestados, el 76% son miembros de la familia, amigos o responsables de ayudar al  deficiente físico en sus compras. La muestra incluye un 44% de personas con deficiencia de las funciones motoras inferiores, un 24% de personas con deficiencia visual, un 20% de personas con deficiencia auditiva y un 12% de personas con deficiencia de las funciones motoras superiores.