El servicio de entrega puede potenciar las ventas en línea en los supermercados

La encuesta muestra que la mayoría de los supermercados no consiguen entregar los artículos dentro del plazo satisfactorio, lo que puede alejar los consumidores de las compras por la Internet

El crecimiento de los supermercados en el ambiente en línea tiene espacio para avanzar en Brasil, pero muchas cadenas ya invierten en este canal con una mirada hacia el futuro. Sin embargo, es necesario entender el comportamiento del consumidor antes de dar cualquier paso hacia la tecnología y la interactividad.

En una encuesta realizada por la empresa de consultoría Bain & Company y por Google, se detectó que el 52% de los consumidores norteamericanos aún llevan listas de compras escritas en papel. Además de eso, la penetración de las plataformas en línea en el proceso de compras de alimentos aún es modesta en los Estados Unidos en comparación con los otros países como Inglaterra (10%) y Corea del Sur (15%).

En los Estados Unidos, las compras en línea de víveres hechas en supermercados sólo suman el 3%, según el estudio. Otro dato que refuerza el comportamiento aún embrionario de compras en supermercados virtuales americanos es que sólo el 6% de los ocho mil entrevistados hicieron más de un pedido en 30 días. El dato positivo de esta muestra es que el 25% de os participantes hicieron un mínimo de una compra por la Internet el año pasado.

Es importante saber que, para los participantes que hicieron la primera compra por la Internet el 42% de ellos creen que hayan ganado tiempo. Y cuánto más artículos se compran en el ambiente digital, más satisfechos se sienten los consumidores. De los que compraron diez veces o más por la Internet, 68% afirmaron que habían ahorrado tiempo.

Ambiente digital necesita experiencia

Uno de los principales escollos para la venta al por menor en línea puede estar en la disposición de productos al consumidor. El estudio demuestra que la principal ventaja de los supermercados tradicionales en relación con los virtuales está en el momento en que el consumidor busque por un producto. En las tiendas físicas, piensan que es más fácil encontrar los artículos andando por los pasillos que navegando por el comercio electrónico de la red.

Otro dato que muestra la gran oportunidad para los supermercados en el ambiente digital es que, al preguntarles a los participantes de la encuesta qué sería la primera opción de tienda caso que ellos necesitasen hacer una compra en línea, el 85% de ellos contestaron que sería el supermercado que visiten con frecuencia.

En Europa, también hay una preocupación de las cadenas de supermercados de atender de la misma manera los clientes que eligen los canales en línea. Uno de los puntos frágiles para los supermercados en línea es la cuestión de la entrega, según un estudio de Capgemini. Además de ofrecer la entrega, es necesario asegurar que sea rápido, preferiblemente algunas horas después del pedido del consumidor.

De acuerdo con la encuesta, más de la mitad de los compradores en línea garantizan que podría ser más leal a un supermercado si esto ofreciese entregas dentro del plazo de dos horas. Por otro lado, el estudio muestra que el 19% de las cadenas de supermercados en todo el mundo con presencia en línea realizan entregas en hasta dos horas, en comparación con el 98% que ofrecen plazos de entrega de uno a tres días.

teste